Sobre mi

Sobre mi ...

Crecí entre arrozales, con playas inmensas y cielos dibujados. Un lugar donde todo era espacio, un río que no te daba tregua; silencio, aroma a fango, cuatro árboles y más espacio: “el Delta del Ebro”. Siempre me impresionó ver tanto espacio delante de mí, me hacía sentir que no habían límites… Carreteras de tierra de las que nunca veías su fin.

Crecí pensando que todo era posible; me lo enseñó el paisaje ilimitado, abierto, fértil, de donde a veces, de la nada, aparecía cualquier cosa, viva o muerta, delante de mí; esto me fascinaba.

Mi entorno familiar fue generoso, amable y, a la vez, de dedicación plena al trabajo con esfuerzo; un entorno empresario. El respeto, tener lo necesario para vivir, valorar a las personas, dar una buena imagen, colocar al dinero en el sitio que le corresponde, la vida con sus idas y venidas, las ilusiones y decepciones, ser resolutivo, lamentarse lo mínimo, intentarlo hasta la saciedad, la obligación antes que la devoción; éstos fueron los valores que me inculcaron desde muy temprana edad.

Muchas veces, en contra de la voluntad de mis progenitores, tomé decisiones totalmente diferentes a lo que ellos estaban acostumbrados o esperaban de mí. Fueron caminos difíciles, arriesgados, dolorosos, pioneros, gustosos, sin sentido para la gran mayoría de las personas que me rodeaban -incluidos mis padres-, pero siempre intenté hacer lo que realmente sentía. Ellos siempre respetaron mi forma de vida totalmente diferente a la suya.

Sobre el año 1986 aproximadamente, me fui a vivir a Barcelona y en 1991, un poco más lejos… Nueva York. Es allí donde desperté y reconocí la parte más espesa de la vida y la más fascinante y, aunque tenía en mi interior la esencia del paisaje deltaico sin límites, allí me di cuenta de que los límites me los ponía yo. Viví lo inesperado, indescriptible, las diferencias entre culturas. Descubrí: malicia, bondad, engaños, miedo, placer, poder, fuerza, belleza, dolor intenso. No tuve más remedio que apostar, por mí y por mis sueños.

Allí, mezclada con diferentes formas de ver el mundo, sensaciones y experiencias, fue donde realmente se me despertó el verdadero interés por conocer a la persona, no solo desde la personalidad, sino desde la conciencia, y lo hice con lo que tenía más a mano y era más fácil para mí, el cuerpo.

Uno de los “viajes” que empecé en Barcelona como bailarina de danza contemporánea, entre otras cosas, me llevó a mi viaje real y auténtico con el cuerpo. Me encontré con el shiatsu y las técnicas corporales que tuve ocasión de aprender de los grandes que emigraban a la Gran Manzana. Sin darme ni cuenta, formaba parte de este mundo que no tenía nada que ver con el de donde venía. Después de un periodo de cinco años y medio en Nueva York, regresé a Barcelona llena de experiencias, buenas y menos buenas. Conocimiento, vivencias, recuerdos, gente que aún permanece en mi corazón.

Y aquí estoy, con ganas de compartir lo aprendido y seguir aprendiendo de mi propia vida. Intentando integrar el mensaje de las enseñanzas de los grandes maestros que tuve la suerte de recibir en primera persona. Sin filtros, con toda su crudeza y su esencia. Con sus puntos de luz y sus sombras. No es “ lo qué haces ”, sino “ cómo lo haces ”, y aquello que hagas …

Te puedo acompañar con

  • Con la Energía Cuántica

    110,00
    Añadir al carrito
  • Retiros de Meditación

    390,00
    Más información
  • La Magia de los Números

    70,00
    Añadir al carrito