Imma Bonet

Escuela de conciencia | ki feeling

El fruto del espíritu…..El Amor

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

comparte

Hace unos quince años alguien empezó a hablarme del amor, sin ton ni son. Ella conducía, me llevaba hacia la estación de tren. Bajé en “Grand Central Terminal” la estación de trenes de Nueva York. Yo sólo estaba interesada en oír hablar sobre el amor romántico. Nada más lejos de lo que ella me estaba contando. Me hablaba de otro tipo de amor. Que la verdad en aquel momento para mí era algo muy filosófico.

Mi cabeza me iba a mil, el corazón me latía fuertemente, había algo que me incomodaba de lo que me contaba y me parecía complicado. Pero a la vez sentía que en alguna parte de mí, me iba impregnando y dejando el cuerpo diferente.

Baje del tren, “Grand Central Terminal” olía a humo, a alquitrán, a prisa, a perritos calientes, a dulce empalagoso, a desesperación, a besos que no se acaban, a despedidas, a éxito, a des-orientación. Me senté en un banco, saqué mi pequeña libreta quería anotar la bomba que me había soltado. No quería olvidarlo. Tenía la información cómo un volcán en alguna parte del cerebro y poco a poco quería ir plasmando en el papel, y recordar sus palabras que brotaban de ella, como una cascada, pero aquel día no fui capaz de plasmar nada. Empecé a llorar, como si me arrancasen algo, con dolor. Sin importar si me veían o no. Total pensé, estoy en Nueva York…nadie me conoce. Era tan intenso lo sentía que lo hacía espeso, denso, pegajoso… y eso ella nunca lo hubiese querido. Paré el llanto como pude, y me fui.

Decidí esperar, antes de contar lo que os estoy contando, preferí sentir lo que me contó en el trayecto hasta la estación. Vivirlo en mis carnes, mi sistema, mis filtros… hasta el día de Hoy.

Y esto es lo que puedo recordar:

El amor incluye todo. El amor no necesita un objeto para reflejarse, ni en una acción…. No. El amor es instinto puro, no se fuerza. Tú eres Dios, y todo el mundo es Dios y todo el mundo eres tú. Cuando el Yo sé marina en el Yo, hay algo muy diferente…. Llega el amor total… el universal. Yo no te amo porque eres buena, lista, o simpática, te amo porque eres real, sino sería mi Ego el que te ama…–¬-¿Entiendes? No es el ego el que ama de verdad, es tú Dios interno, tu corazón. El Ego es el que se rebota, el que rechaza, sí rechaza la Gracia, o la Sincronicidad, rechaza a Dios, al otro, rechaza el involucrarse, rechaza el ver la verdad, rechaza al amor verdadero. Y el corazón es cuando sufre, y se endurece, por esto, y muchas otras causas. Se pueden tardar años para ablandar un corazón… y el día menos pensado, en un instante se deshiela. Cuando tienes suerte de que te entre la Gracia o te pille la Sincronicidad, entonces en un abrir y cerrar de ojos por fin tú Dios “El corazón” se deshace, se deshiela, eso nunca se sabe cuándo va a ocurrir. Cuando el corazón se endurece…. hace ver que no pasa nada nunca, que todo es plano y monótono, te lleva a un estado interno como de vacío, de insatisfacción, depresión, estado que busca sólo las faltas, hacia uno mismo, hacia los demás, estado que busca culpables, estado miedoso, dudoso. ¬¬¬Yo escuchaba y por dentro. ¡Rezaba para que no me hiciese la pregunta! Y la hizo.

–¿Cómo te resuena esto? ¿Cómo tienes el corazón? ¿A capas? En este momento, mi respiración se paró, notaba que las lágrimas me resbalaban por la cara, y no fui capaz de mirarla. Mi silencio me delató.
–No hace falta que me contestes, querida niña, esto sería para mi ego.
Sigue diciéndote, sí estoy aquí para descubrir la verdad… para amar y sólo amar. Cada día, cada día.

El fruto del espíritu es amor, compasión, paz, empatía, apertura. El corazón venera la verdad. Venera a Dios, este Dios que eres tú, está en ti. Este Dios que es el universo, la fuente… el amor es profundo de verdad, el amor verdadero no tiene necesidades, por eso…. sólo es, el amor verdadero es un estado natural. Algo se absorbe de una manera que no se puede explicar.

Cuando el corazón ama, no de una forma sólo romántica, está bajo la Gracia o Sincronicidad. Todo llega de una forma fácil, tranquila, nada intenso, todo huele a suave, a tranquilo. A agua que se mueve sin parar. Sientes que algo te protege, no sientes miedo alguno.

Con el amor nos movemos bajo la presencia de Dios. Descubres entonces tú existencia eterna. La máscara de lo que crees que eres te cae en pedazos. Es aquí donde se deshiela, se funde, se abren las capas de cebolla que lo envolvían. Cuando esto pasa…te puedes sentir vulnerable, frágil pero a la vez libre y muy espacioso. Te hace sentir bien ligero, como la brisa del verano. En este estado de puro amor, no valen los juegos, las mentiras, las trampas, los apegos. Cuando contribuyes al proceso del despertar, el tuyo y el colectivo, dejas que la Gracia vaya haciendo su camino, el amor entra con tanta fuerza que lo arrasa todo, ya no hay marcha atrás, y la gente se contagia del amor. Este amor universal.

No hay nada más grato que la conciencia pura, esta te lleva al amor verdadero. Continuamos sumergidos en este estado, encontramos la verdadera felicidad en este mundo, dejemos que las expresiones de gracia se manifiesten, y bauticemos nuestra mente con amor, recordamos que estamos aquí para ser felices y amar, y el único camino… es el del corazón, sin capas, puro.
La gracia está siempre contigo paso a paso, respiración tras respiración nunca te abandona. Cuando pones la atención en tu corazón te despiertas de verdad dejas atrás la personalidad. Por eso venimos aquí. Como almas no recordamos cuantos viajes hemos hecho en la tierra. Pero el corazón sí lo sabe. Y aún así seguimos enganchados al cuerpo de dolor, y nos olvidamos de nuestra naturaleza ilimitada, infinita. Confía en lo que te revela el corazón. No es una historia de libro, no hay príncipes ni princesas, es una experiencia de vida que está en ti, sostenla en tu corazón. Por eso venimos aquí… para amar con todo nuestro ser. Sigue diciéndote; sí si estoy aquí para la verdad… para amar y sólo amar.

– ¿Lo entendiste, te acordarás? Si sientes este tipo de amor, el de pareja vendrá fácil, solo, sin esfuerzo.
Esta fue la última vez que la vi. Después de tres meses dejó la tierra y a mí me dejó… un gran legado. Ha pasado tiempo desde que se fue, ha pasado tiempo desde que tuve que desgranar las capas y más capas de cebolla que envolvían a mi corazón, tal vez endurecido, roto, herido, ilusionado, rabioso brillante, suave, amoroso, latiendo con fuerza, sin apenas moverse, envuelto de paz, de luz. Aún hoy… la tengo presente. Su legado me caló tan hondo que sigo diciéndome cada día; estoy aquí… para amar y sólo amar. Y si me despisto… mi amado, en uno de sus actos puros de corazón, me recuerda que el amor va más allá del amor de pareja, o de madre, amigos…. El amor es el fruto del espíritu. El que te acompaña atemporalmente.

No es lo que vives,
es cómo lo vives

Imma Bonet

Escuela de Conciencia

La conciencia es la habilidad para ver las cosas como realmente son, superando la visión nublada que nos presentan nuestros sentimientos, nuestros prejuicios e incluso nuestro estado de ánimo.

¡Subcríbete ahora!

Inscríbete y disfruta de un 20% de Descuento en tu primer curso online…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »

Aviso legal y Política de privacidad

Esta página web tiene carácter meramente informativo acerca de los servicios web que ofrece y contenido relacionado. El hecho de acceder a esta página implica el conocimiento y aceptación de los siguientes términos y condiciones de uso.

1. Titularidad de la página web

El nombre del dominio www.immabonet.com está registrado a favor de Imma Bonet Franch, a partir de ahora referenciado como el propietario de esta web.

2. Propiedad intelectual de la web

Todos los derechos de propiedad intelectual del contenido de esta página web y su diseño gráfico, son propiedad exclusiva del propietario de esta web, y es a quien le corresponde el ejercicio exclusivo de los derechos de explotación de los mismos. Así, queda prohibida su reproducción, distribución, comunicación pública y modificación, total o parcial, sin previa autorización expresa del propietario de esta web. De igual forma, todos los signos distintivos, marcas, nombres comerciales o signos de cualquier clase contenidos en esta página web están protegidos por ley. No tenemos ningún derecho de propiedad intelectual sobre las marcas que se muestran en la web relacionadas con algunos de los trabajos o formaciones realizadas, sistemas de programación utilizados o sobre las marcas vinculadas a servicios prestados mediante plataformas de terceros.

3. Contenido de la web y enlaces

El propietario de esta web no se responsabiliza del mal uso que se realice de los contenidos de su página web, siendo responsabilidad exclusiva de la persona que accede a ellos o los utiliza. Tampoco asume responsabilidad alguna por la información contenida en las páginas web de terceros a las que se pueda acceder a través de enlaces desde las páginas www.immabonet.com. La presencia de estos enlaces tiene una finalidad informativa, y no constituyen en ningún caso una invitación a la contratación de productos o servicios que se puedan ofrecer en la página web de destino. En el caso de que el propietario de esta web tuviera conocimiento efectivo de que la actividad o la información a la que remiten estos enlaces es ilícita constitutiva de delito o que puede lesionar bienes o derechos de terceros susceptibles de indemnización, actuará con la diligencia necesaria para suprimir o inutilizar el enlace correspondiente a la mayor brevedad posible.

4. Actualización y modificación de la página web

El propietario de esta web se reserva el derecho de actualizar, modificar o eliminar la información contenida en su página web, y su configuración o presentación, en cualquier momento, sin previo aviso y sin asumir ningún tipo de responsabilidad por hacerlo.

5. Indicaciones sobre aspectos técnicos

El propietario de esta web no asume responsabilidad alguna derivada de problemas técnicos o fallos en los equipos informáticos, que se produzcan durante la conexión a Internet, o que puedan ser originados por terceras personas a través de intromisiones ilegítimas fuera de su control. Desde www.immabonet.com no se garantiza la ausencia de virus y otros elementos que puedan causar daños en los sistemas informáticos, los documentos electrónicos o los ficheros de usuario de esta página web o de páginas web de terceros, y el propietario de esta web no se responsabiliza de los daños y perjuicios que se puedan llegar a producir por estos motivos. De igual forma, no se responsabiliza ante posibles daños y perjuicios que puedan afectar al usuario como consecuencia de errores, defectos u omisiones en la información que facilita cuando procede de terceras fuentes.

6. Tratamiento de datos del usuario

Cuando el usuario facilita sus datos de carácter personal utilizando nuestro e-mail o formulario de contacto, está autorizando expresamente a el propietario de esta web al tratamiento de sus Datos Personales para poder atender sus consultas o peticiones de servicios. El propietario de esta web incluirá los datos facilitados por el usuario en un fichero de su titularidad que contará con todas las medidas de seguridad necesarias y exigidas por la normativa vigente en materia de Protección de Datos. El propietario de esta web no cederá o comunicará a terceros los datos recabados sin previo consentimiento expreso del usuario, excepto en el caso que la comunicación sea necesaria para prestarle el servicio que el usuario nos haya solicitado. El usuario podrá ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, dirigiéndose por escrito al propietario de esta web, Responsable del Fichero, ubicado en el domicilio del propietario o mediante comunicación al correo electrónico imma@immabonet.com

7. Legislación y jurisdicción aplicable

Con carácter general, las relaciones con los usuarios, derivadas de la prestación de servicios contenidos en esta página web, están sometidos a la legislación y jurisdicción española vigente y serán competentes para decidir sobre cualquier controversia que se pudiera suscitar entre el usuario y el propietario de esta web,  y con renuncia a cualquier otro fuero, los juzgados o tribunales propios de la localidad de TARRAGONA.

Los usuarios de esta página web son conscientes de todo lo que se ha expuesto y lo aceptan voluntariamente. El propietario de esta web se reserva asimismo la facultad de presentar las acciones civiles o penales que considere oportunas por la utilizació indebida de sus páginas web y contenidos o por el incumplimiento de las presentes condiciones.