Despertares

Pauline Sasaki “ Una Maestra fuera de lo común ”

image_pdfimage_print

Pauline Sasaki  Pauline Sasaki; mujer extraordinaria que estuvo dedicada al shiatsu… con todo su cuerpo y su alma, la mayor parte de su vida. Cuando pienso en ella todavía me emociono, me entra una alegría grande en mi cuerpo, siento la expansión, mi corazón se ensancha y late con más fuerza. Muchos estamos donde estamos por ella. Me siento afortunada, sobre todo por el hecho de haber podido estar con ella en la última clase de shiatsu que nos dió, transmitiéndonos lo último que había descubierto, a un grupo de personas muy reducido.

  Pauline evolucionó el shiatsu desde el Zen, al cuántico y desde ese al shiatsu con geometría sagrada, y desde ese; a la activación del ADN. Nunca hubiésemos pensado que el shiatsu podría llegar tan lejos.

  Pequeña de estatura, con unos ojos negros que te miraban con tanta intensidad que parecía que te estaba leyendo por dentro, pero siempre de la manera más dulce, sin juzgar, nunca te sentías amenazada, pero si que algunas veces te podías sentir como desnuda delante de ella. Nunca escapabas al hecho de no querer sentir, o mentir pretendiendo que habías sentido …Ante ella, todo eso no valía la pena, era una perdida de tiempo. Solía decir; “ a las personas las puedes engañar, incluso a ti mismo, pero a la energía y al corazón a ambos…. nunca les puedes engañar”.

  Maestra fuera de lo común, por qué no iba de maestra… Era sencilla, amable, cariñosa, con carácter fuerte, con las ideas muy claras, ordenada, cercana y muchos otros más atributos. Comía pizza, dulces, bebía café, vino, coca cola… todo con mucha moderación. Estaba y quería estar conectada con la tierra, se esforzaba por entender la tecnología, aunque a veces se hacía un lio, pero quería estar integrada con todo y todos.

   Y digo maestra fuera de lo común, por que pienso que hay pocas o quizás no hay ninguna como ella. Aún recuerdo la primera vez que la vi, se acercó y me dijo: —que tenía muchas ganas de conocerme. Ella a mi, — ¿ Quién era yo para qué alguien tan grande cómo ella, “ la llamada la madre del shiatsu energético ” quisiera conocerme más allá de ser una alumna más?. Y lo hizo de la forma más natural del mundo. Yo ni le pude responder, me quedé anonadada. Ella para romper el hielo me dijo que teníamos cosas en común, la danza, la pedagogía, la creatividad… aún me pareció más grande. Yo que recién empezaba a dirigir la escuela de shiatsu y sólo llevaba 5 años dando clase, ya pensaba que era la reina del shiatsu…. Me di cuenta de lo poco que sabía, y lo mucho que necesitaba aprender.

  Alentada por ella, comencé a seguirla por; Alemania, Suiza, América, Italia., Inglaterra…. Incluso en muchas ocasiones llegué a cruzar el charco sólo para que me hiciese tutorías, un par de horas con ella a solas, y que me pudiese iluminar todo aquello que yo tapaba o no era capaz de ver.

  Ella adelantada entre el espacio y el tiempo, hace más de quince años ya hablaba del cambio de conciencia, los cuerpos de luz, seres de luz, metafísica, geometría sagrada, ascensión, campos energéticos, planos de energía, desdoblamiento del tiempo, diferentes cuerpos, alma, transmutación, códigos genéticos, nueva forma de pensar…. Todo lo que a partir del 2012 ha ido saliendo a la luz.

  La mayoría y yo una de ellas, no entendíamos casi nada, pero allí estábamos sin saber por qué. A mi, algo interno me empujaba, no sabía lo que era en absoluto ….sentía que esa era la dirección que quería tomar, algo inexplicable que mi mente no lo podía entender, pero la vida me iba poniendo el escenario para que lo fuera siguiendo, sin cuestionarme nada, aunque muchas veces me sentía perdida, incomprendida, sin sentido, diferente, rara. Pero allí estaba.

  Gracias a Pauline, después pude acceder a otros maestros espirituales, pero con ella aprendí lo esencial; la humidad, la sencillez, el reconocer que todos somos especiales, la importancia de estar integrada con todo y todos, tocar al otro con amor, la importancia del tacto.. “ tocar y ser tocado ”, el confiar en la vida, el enamorarme de lo que hago y de todo lo que me rodea, y sobre todo dos cosas muy importantes para mi, el potencial humano, y que la espiritualidad no tiene que ver con; no comer carne, no beber, vestir de blanco, tener un nombre espiritual, hacer rituales y ceremonias, levantarse y acostarse pronto, sentirse especial y diferente. La espiritualidad es mucho más que eso. Yo estoy inmensamente agradecida por sus enseñanzas, su mensaje, su manera de ser. Ha sido y será un referente para mi. Muchas gracias…maestra fuera de lo común.

  Os dejo aquí con un pedacito de su trabajo.

                                             El potencial humano

Espero que os guste.

Imma Bonet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *